Como sector comprometido con la preservación del medio ambiente y responsabilizado con el impacto de su actividad, la industria química puso en marcha hace más de 25 años a nivel mundial el programa Operation Clean Sweep (OCS): una iniciativa que persigue evitar que los “pellets” -la granza de plástico- vayan a parar al medio.

Se trata de un programa voluntario para la gestión responsable, con el fin de ayudar a que en todas las operaciones en las que se manipule granza de plástico se apliquen buenas prácticas de limpieza y control de los “pellets” y conseguir así que no haya fugas al medio ambiente.

Todas las empresas de la AEQT que fabrican “pellets” de plástico están adheridas a la iniciativa OCS y, además, para trasladar e implementar el programa OCS en el territorio, en el seno de la asociación en el año 2018 se puso en marcha el proyecto OCS-Zero Pellet Loss. La iniciativa establece una serie de medidas relacionadas con la detección de los momentos u operaciones en los que hay riesgo de que se produzcan pérdidas y las medidas que se pueden tomar para corregirlas…

Este grupo de trabajo, que se reúne periódicamente, sirve para que las diferentes empresas que lo forman compartan mejores prácticas y soluciones, que se suman y complementan con las recomendaciones generales que plantea el programa OCS a nivel mundial. Conforme avanzan las conclusiones del grupo de trabajo, las empresas implicadas las van aplicando progresivamente en el seno de sus procesos y operaciones, con el fin de avanzar a la máxima velocidad posible al deseado objetivo de cero “pellets” en el medio.

Imprescindible implicar al resto de la cadena de valor

Ahora bien: el hecho de que todas las empresas de la AEQT que producen granza estén adheridas a la iniciativa no es suficiente: para que el proyecto tenga éxito y el objetivo de “Zero Pellet Loss” (pérdida cero de pellets) sea posible, hace falta que no sólo las empresas productoras estén adheridas y apliquen sus estándares, sino que es necesario que también lo hagan el resto de compañías implicadas en la cadena de valor.

Es por ello que la AEQT presentó este proyecto a finales de 2019 en el resto de compañías del territorio implicadas en la cadena de valor de los “pellets” (de transporte, operadoras logísticas, transformadoras, de reciclaje…) para animarlas a que compartan este compromiso, se adhieran a la iniciativa OCS y apliquen sus estándares, como de hecho ya está también adherido el Port de Tarragona.